Lilith, la feminidad hecha vino por Viña Casa Sur

Lilith Carmenere 2017 Viña Casa Sur

El vino y el feminismo tienen más intersecciones de lo que yo había pensado. Luego de “No es no” fuí sorprendida por la etiqueta Lilith de Viña Casa Sur. Si bien ya conocía a la viña a través de Instagram, jamás había tenido oportunidad de probar sus vinos. Afortunadamente, ahora tengo en mis manos 5 vinos Lilith que dieron lugar a una cata muy entretenida con 3 vinos del Valle del Itata: un ensamblaje blanco de Moscatel y Torontel, un País y un Cinsault; además de un Carmenere y Cabernet Sauvignon del Valle del Maipo. Pero antes de ir a la cata, te explico quién es Lilith y su relación con el feminismo. 

¿Quién es Lilith?

Cuenta la historia, que Lilith fue la primera mujer que existió. Dios creó Adán y Lilith, juntos, del mismo material ¡iguales! Y si bien fueron creados en igualdad, la cosa no siguió así por mucho tiempo. «¿Por qué he de yacer debajo de ti? Yo también fui hecha con polvo y por tanto, soy tu igual» cuestionaba Lilith a Adán. Luego de muchos desencuentros ella decide abandonar el Éden haciendo uso de su libre arbitrio.

Acá es cuando su historia empieza a ramificarse, y donde encuentra muchas interpretaciones y versiones. La más popular señala que Lilith terminó en el Mar Rojo, lugar habitado por criaturas sombrías, demoníacas. Allí probó el gusto de la libertad, incluso libertad sexual. Estaba haciendo su vida tranquila hasta que Dios mandó 3 ángeles a buscarla. Al negarse a volver al paraíso la castigó matando a 100 de sus hijos demoníacos al día. ¡Cuánta violencia! Tomada por la rabia y empoderada por su ganada libertad, Lilith decide vengarse y hace su misión matar a los hijos de Adán y Eva (su reemplazo). Así surge la imagen de Lilith, mitad mujer, mitad demonio, libertina, madre de criaturas sombrías y asesina de bebés.

Lilith y el feminismo

Creada en igualdad con el hombre, consciente de su valor y de su autonomía. Una mujer que rehúsa someterse, que construye su propia libertad, sin miedo de expresar su poder y sexualidad. No cuesta entender por qué le dicen “la primera feminista”. 

Una sencilla búsqueda en Google es suficiente para encontrar numerosas entradas en blogs feministas y una infinidad de textos académicos y literarios sobre la historia de la primera mujer; también la primera mujer castigada por reclamar su independencia y la primera mujer invisibilizada por la historia. Y cuando no son capaces de ocultarla, la transforman en una figura demoníaca. Solo algo tan perverso sería capaz de rebelarse contra los valores divinos y patriarcales del Éden, ¿no es cierto? Una mujer, jamás. 

El mito de Lilith es sus infinitas versiones e interpretaciones también ha decantado a la cultura pop, figurando en videojuegos, series televisivas, películas, comics; a veces empoderada, a veces hiper sexualizada, otras veces monstruosa. Lilith ha tenido muchas caras, muchas versiones y ahora nos encontramos con su versión dentro del mundo del vino. ¿Cómo será? Diversa como la feminidad misma. 

Lilith por Viña Casa Sur

Quise conocer a todas las Lilith de Viña Casa Sur de una sola vez. Así que este sábado hice una entretenida degustación de sus 5 vinos. Las notas de cata las puedes leer a continuación. Pero antes de entrar en detalle de cada vino, quiero hacer una aclaración sobre sus etiquetas. Son todas muy bellas donde cada una está firmada por una artista plástica y representa muy bien el vino que contiene. 

Lilith Moscatel Torontel 2019 – Valle del Itata

La etiqueta de Fernanda Saldivia trae una pantera negra que parece tener alas, una figura mística, y entremedio flores. Transmite una sensación salvaje, pero también ancestral. Y pienso que se relaciona mucho con el vino. Moscatel y Torrontel son dos de las variedades más antiguas de Chile, y nos habla del inicio de la tradición vitivinícola del país. El vino está hecho con uvas de parras centenarias y tuvo una pequeña producción de 3.000 botellas.

El ensamblaje tiene un color amarillo-limón y aspecto turbio. Presenta una nariz intensa, muy cítrica, aromas a cáscara de limón, lima, mezclado con leves notas de fruta tropical y un toque de miel. En boca es seco, acidez alta, cuerpo ligero, bajo en alcohol; la fruta tropical no aparece en el paladar que es 100% fruta cítrica, presenta un leve amargor, tiene final medio. Un vino muy fresco, hecho para tomar frío. 

Lilith País 2019 – Valle del Itata

La etiqueta es de Karin Barrera, presenta la imagen de una joven con una mirada tranquila, rodeada por hojas y pájaros hechos de origami. Parece estar acostada, submersa en su imaginación. Una obra alegre, ligera, como el vino que etiqueta. 

Lilith País es un vino de aspecto turbio y color rojo rubí pálido. Su nariz es limpia y de intensidad media, rico en cereza,  frutos rojos maduros, también presenta un toque floral y es bastante herbáceo, con  notas a hierbas secas que hacen que el vino tenga un aroma bien penetrante. En boca es muy jugoso, rico en fruta roja, cereza ácida, acidez media-alta, alcohol medio, tanino medio, cuerpo ligero y un final medio. 

Un vino sin pretensiones para disfrutar en momentos de relajo, como el retratado en la obra de Karin Barrera. 

Lilith Cinsault 2019 – Valle del Itata

La etiqueta también es obra de Karin Barrera. Vemos a otra joven, pero la siento un poco más “sofisticada”. Tiene en sus manos una guitarra y está rodeada de flores, parece estar sola, en un bosque encantado de noche. 

Este Cinsault también es un poco turbio, color rojo rubí pero con una leve matiz púrpura, se ve más vivido que su amigo tinto País. La nariz entrega notas a fruta roja, una cereza madura bien marcada, es también floral, con notas a violeta. Muy rica expresión aromática. En boca es seco, con taninos rústicos pero leves, tiene cuerpo, acidez y alcohol medios, sabor intenso a fruta roja. Un vino tan encantador como la joven que vemos en la etiqueta.

Lilith Carmenere 2017 – Valle del Maipo

Hay un nítido salto. Salimos de una serie de Lilith jóvenes, frescas, ligeras y nos encontramos con una Lilith más intensa, más robusta.

El Lilith Carmenere es un vino de aspecto limpio con un color rojo rubí intenso. Tiene una intensidad aromática media(+), una nariz rica en fruta negra madura, regaliz, pimienta blanca, pimentón, tostado. En boca es seco, con acidez media, tanino sedoso muy agradable, cuerpo medio con sabor muy intenso de fruta negra y pimienta blanca, es especiado y presenta un leve tostado muy bien integrado. No se sienten los 3 años en botella. Es un vino muy intenso en fruta, concentrado, potente.

Lilith Cabernet Sauvignon 2015 – Valle del Maipo

Seguimos con una Lilith muy intensa y me imagino que por eso tienen la misma etiqueta que también es de Karin Barrera.

Un vino de color rojo rubí intenso. La nariz es tímida pero va desplegando aromas a cassis, a fruta negra, aromas tostados, a moka, chocolate amargo, cedro, menta. En boca es un vino seco, con cuerpo medio, taninos bien marcados pero redondos, acidez media(-) e intenso en sabor. Encontramos en el paladar las mismas notas aromáticas, cassis, frutas negras, tostado, chocolate amargo. Lilith en toda su gloria.

Todos los vinos reciben un ¡Considéralo! y de verdad, recomiendo probarlos todos y ¿por qué no replicar esta cata en tu casa? Me puedes invitar. ¡Nos vemos!

Processing…
¡Listo! Estamos en contacto.

Published by Clarissa Toledo

Brasileña redisente en Chile- Publicista con 14 años de experiencia, 7 años en comunciación digital - WSET 3 en Vinos - Web Manager de Viña Cono Sur

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: